Guadix aprueba su bandera municipal

El próximo 5 de agosto se celebrará una nueva edición de la Noche en Blanco adaptada a los protocolos sanitarios anticovid
julio 27, 2021
El Equipo de Gobierno sitúa el periodo medio de pago a proveedores del Ayuntamiento de Guadix en 11,17 días en el segundo trimestre
julio 29, 2021

Guadix aprueba su bandera municipal

Este nuevo símbolo municipal se suma y en ningún caso reemplaza al escudo municipal y al pendón de Guadix

Desde este martes la ciudad de Guadix cuenta con un nuevo símbolo municipal tras la aprobación definitiva en el pleno ordinario correspondiente al mes de julio del expediente para adopción de una bandera municipal. El pleno acordó con el quorum establecido en el Art. 14 de la Ley 6/2003, de 9 de octubre, que contó con los votos a favor de PP y Ciudadanos, la abstención de Gana Guadix y los votos en contra de PSOE e Izquierda Unida el nuevo símbolo municipal. Con este último paso se culmina un proceso que arrancó hace aproximadamente un año y que da respuesta a más de 30 años de intentos infructuosos para adoptar una bandera municipal para nuestra ciudad. Este nuevo símbolo municipal no reemplaza al escudo ni al pendón de Guadix.

La iniciativa de dotar a Guadix de una bandera municipal parte de una doble evidencia. Por un lado, la inexistencia en la actualidad de un símbolo vexilológico de la Ciudad, más allá del conocido como “pendón de Guadix” que, como es sabido, es una réplica del pendón de Granada realizado en la década de 1940. De otra parte, este expediente de adopción de bandera parte de la necesidad de contar con un símbolo distintivo de la Ciudad y que la represente, como a día de hoy tienen la mayoría de municipios andaluces. A esta exigencia se une la nobleza histórica de Guadix desde época romana, y de la que constan suficientes noticias históricas sobre los símbolos que la representaron en cada momento, tal y como se expresa en el informe ya publicado que justifica esta propuesta.

Comienzo del proceso

Todo acuerdo de iniciación debe contener, según la Ley de Símbolos de Andalucía (2003), una propuesta de símbolo acompañada de “informe emitido por perito en la materia según la naturaleza del símbolo” (artículo 6.3).

Tras varias reuniones, que se iniciaron en septiembre de 2020, la comisión de peritos especialistas, consensuaron la propuesta de bandera. En ella se recogen los principios básicos que debe contener una enseña municipal, que aúna riqueza conceptual, sencillez y una organización armónica y vistosa que la hacen particularmente apta para ser vista y diferenciada a distancia, adaptada al arte y ciencia vexilológicos. Todo ello ampliamente justificado desde los ámbitos histórico y simbólico, sin adornos irrelevantes sólo propios de una situación concreta o temporal. Siguiendo la legislación andaluza sobre símbolos, se ha evitado la reproducción de monumentos concretos, así como de objetos de especificidad formal muy escasa, discutible o difícilmente reconocible para la generalidad de las personas.

Se han buscado aquellos símbolos capaces de plasmar lo que identifica y distingue a Guadix del resto de poblaciones, como es su identidad cívica. La condición de ciudadanía de sus habitantes se ha mantenido prácticamente invariable en su conjunto de derechos y libertades desde la constitución de la colonia romana, en el periodo medieval, como ciudad de realengo desde el siglo XV, y Ayuntamiento constitucional en el siglo XIX, hasta llegar al Ayuntamiento democrático de hoy.

Por tanto, se integran como emblema la láurea de las monedas acuñadas en Acci con las divisas personales de los Reyes Católicos otorgadas como privilegio especial a Guadix en 1494. Estas (yugo y flechas) han presidido y certificado toda actuación municipal desde entonces hasta la actualidad. E incluso aquí se ha seguido la legislación andaluza que recomienda aplicar en la enseña únicamente la figura parlante principal del blasón, pero sin reproducir nunca escudos no reconocidos oficialmente.

Símbolos que, desde el presente, tienen su origen en la identificación de la población con su pasado, y sobre el que seguir construyendo su futuro.

La participación ciudadana ha estado asegurada en todo momento del proceso, en especial, durante el periodo de exposición pública, cuando se han podido presentar todo tipo de alegaciones a la propuesta de bandera.

Deja una respuesta